Ve arriba

Archives

La bodega se sitúa sobre los antiguos terrenos que ocupan parte del convento de los franciscanos que estuvieron en Colmenar de Oreja desde el S.XV hasta el S.XIX.

La finca consta de un jardín en el que hay plantado un pequeño viñedo y olivar, así como otros árboles frutales (la antigua huerta del convento).

El vino sigue siendo elaborando en tinajas de barro de más de 100 años de antigüedad, fabricadas en el propio municipio de Colmenar de Oreja, localidad que ha sido declarada como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico, título concedido entre otras cosas gracias a las cuevas y bodegas que en él se encuentran como las bodegas de Jesús Díaz e Hijos, considerada como una bodega en Madrid auténtica y singular.